lunes, 12 de diciembre de 2016

Passenger, el éxito forjado en el “busking”

El británico Mike Rossenberg, un enamorado de los conciertos callejeros, lidera este grupo con aires "folkies"


¿Quién no conoce a Passenger a estas alturas? El tema “Let her go”, primer single de su album “All the little lights”, ha sido número uno en 16 países y parece que todavía tiene mucho recorrido por delante.
La cabeza visible del grupo es Mike Rossenberg, un treintañero natural de la localidad inglesa de Brighton. Passenger debutó en 2007 con  “Wicked man’s rest”, disco al que acompañaron buenas críticas, pero al que la banda no pudo dar continuidad, ya que ésta se partió al de poco tiempo. Rossenberg conservó la marca Passenger y continuó a lo suyo; componiendo, tocando y tomando la calle con su guitarra acústica.

En 2009, tras el  lanzamiento de “Wide eyes blind love”, decidió dar un giro a su trayectoria; cansado de tocar y cantar a la fría y lluviosa intemperie de su país, cogió los bártulos en busca del calor y el sol australiano, donde fue inspirándose y a la vez encauzando su carrera. No tardó en darse a conocer en el ambiente “indie” del país; el éxito era cuestión de tiempo.

En 2010 publicó “Divers & Submarines” y poco más tarde “Flight of the crow”, su cuarto trabajo, un discazo con temas memorables como “What you’re thinking”, “Travelling song” o “Shape of love” con el que conseguía la tan ansiada repercusión internacional y marcaba la dirección del éxito en el que posteriormente se convertirá su último trabajo “All the little lights”.


Es un estilo el de Passenger en el que la guitarra acústica se impone claramente sobre el resto de instrumentos. He de reconocer que la primera vez que escuché la voz de Rossenberg me sonó a su compatriota James Blunt, pero sus aires folkies, sus preciosas melodías y sus trabajadas armonías corales me transportan más lejos; al universo de Glen Hansard, o al de Cat Stevens... al de una honestidad musical sin ambages forjada ante el público en tantas y tantas sesiones de “busking”.

El día 12 de junio, Rossenberg se plantó con su guitarra en la madrileña calle Preciados dispuesto a ofrecer un concierto gratuito promocionando al mismo tiempo “All the little lights”; tras interpretar tres canciones, la Policía Municipal de Madrid lo interrumpió para decepción de la multitud y del propio artista, que tuvo que cargar con una multa económica. Da igual, Passenger, por mucho que esté ya a la altura de los grandes, como demostró en el BIME celebrado en Bilbao el pasado mes de noviembre, nunca dejará las calles, porque son su hábitat natural. Y seguirá cuajando no solamente por temas como  “Let her go”, sino por lo muchísimo que le queda por ofrecer.


Discografía
  • Wicked man’s rest (2007)
  • Wide eyes blind love (2009)
  • Divers & Submarines (2010)
  • Flight of the crow (2010)
  • All the little lights (2012)